Marfil fósil (artículo formativo).

Artículo sobre el marfil fósil escrito por J.A. Ruiz Mayoral y publicado en nuestra página Art & Value.

"Para hablar del marfil fósil hay que empezar por describir qué es un fósil. Un fósil es un todo o una parte de un animal o vegetal que con el transcurso del tiempo se mineraliza, manteniendo su forma externa pero modificando su estructura interna. En este caso podríamos decir que el marfil fósil son colmillos que su forma externa es de tal, pero su composición ha cambiado a ser mineral. De éstos se han encontrado raros ejemplares de colmillos de narval marmolizados, pero no así del marfil que nosotros conocemos por antonomasia, que es el de elefante y desde hace unos años el de mamut."

"Con la prohibición del comercio de marfil de elefante, para preservar la especie, se han comercializado otros tipos de marfiles, como el de hipopótamo, o el de morsa, de forma más común, pero también ha entrado en el mercado el marfil de mamut, ya que éste no corre ningún peligro de extinción el animal, pues nunca lo conocimos. Este marfil ha dado en llamarse fósil puesto que tiene varios miles de años, pero no está mineralizado, sino que mantiene su composición y todas sus características externas e internas, composición orgánica y las características “líneas de Retzius” que diferencian el marfil de elefante y el de mamut del resto de marfiles, pudiendo encontrar ligeras diferencias en estas líneas entre las dos especies y nos corroboran su autenticidad, porque estos son mucho más valiosos que el resto."

"Habiendo explicado todo esto, nos debemos hacer una pregunta ¿se puede llamar marfil fósil al marfil de mamut? Cada uno le de su propia respuesta, el hecho es que los cientos de colmillos de mamut que se encuentran en Siberia, congelados, no fosilizados, se pueden comercializar, dando paso a unas magníficas obras de arte que tienen un público si no numeroso si fiel, y puesto que no hacemos daño a ninguna especie animal veo perfecto que se pongan a la venta, se les dé un nombre u otro"

¡OJO AVIZOR!.

"Todos debemos tener ojo avizor, sobre todo los coleccionistas y consumidores de productos de los diversos marfiles, que en este momento se pueden comprar. Ha aparecido en el mercado español cantidad de producto de este tipo, marfil de hipopótamo, de mamut y otros, pero también magníficas figuras de hueso, que tienen una talla y un aspecto muy similar a los marfiles, pero su precio es infinitamente menor."

"Tampoco podemos dejarnos influir por el tamaño, pues hay piezas de hueso hasta 50 cm. ¡Cuidado con las compras de estos artículos! Los interesados en aprender a diferenciarlas pueden acudir a los cursos monográficos sobre gemas orgánicas, que organiza A.E.T.A. con regularidad."

Jesús Ángel Ruiz Mayoral, Gemólogo / Tasador, Vicepresidente AETA.